106 | Andrea

Andrea Cardone nació en Colombia y no fue suya la decisión de emigrar: llegó a Bilbao con catorce años, «a esa edad en la que los amigos del instituto parecen ser lo más importante del mundo». Diez años después de aquel «gran cambio», se siente feliz en la capital vizcaína, donde es propietaria de un bar y donde, asegura, le encantaría jubilarse.

La entrevista tiene lugar en pleno fervor del festejo. La Aste Nagusia bilbaína no da tregua a nadie en la villa, y mucho menos a los hosteleros que, como Andrea, concentran en estos días gran parte de la actividad del verano. «Ojalá todas las semanas fueran como esta», imagina la joven colombiana, con una amplísima sonrisa. A sus 24 años, es propietaria de un bar en Bilbao que regenta junto a su novio y tiene firmes intenciones de crecer como empresaria en el sector de la hostelería.

Su situación actual y sus sueños se cuentan con rapidez, pero ha llevado tiempo forjarlos. Ocho años, para ser exactos, ya que Andrea empezó a trabajar cuando tenía dieciséis. «Compaginaba los estudios con el trabajo de camarera durante las vacaciones y los fines de semana», recuerda. «Estuve en restaurantes y hoteles de aquí y de fuera; trabajé en Marbella, Estados Unidos e Inglaterra, y de a poco fui aprendiendo lo que sé», agrega. La principal moraleja: que el esfuerzo siempre tiene recompensa.

«Llegué a Bilbao cuando tenía catorce años; en plena adolescencia. Estaba en esa edad crítica en la que los amigos del instituto parecen ser lo más importante del mundo, así que salir de Colombia fue para mí un pequeño gran drama. Obviamente, el viaje fue una decisión de mis padres, no mía», señala con un punto de nostalgia. La elección de Euskadi fue simple: sus tíos ya estaban aquí. «Ellos no iban a volver al país y este era el único modo de mantener unida a la familia».

Claro que el contraste inicial no fue sencillo para Andrea. «Cuando vinimos, era verano. Yo no conocía a nadie. No tenía amigos aquí y en mi familia no había gente de mi edad. Fueron unas semanas muy aburridas», confiesa. El instituto cambió eso, aunque al principio se sintiera «como un bicho raro». En ese entonces -evoca- «la inmigración no estaba tan extendida como ahora y yo era la única extranjera de mi clase. Entre que no sabes ni por dónde te pega el aire y quedas excluido de algunas asignaturas, como el euskera, te sientes un poco perdido, pero la verdad es que el proceso acabó siendo más fácil de lo que podría haber sido. Dicen que soy una persona que se adapta con facilidad», reflexiona con un acento tan vasco que hace dudar de su origen.

Buscarse la vida

Hasta aquí llega una parte de la historia: la que comparten casi todos los adolescentes cuyos padres se aventuran a emigrar. Pero, en el caso de Andrea, hubo algo más. Un duro contratiempo familiar. Apenas dos años después de llegar a Bilbao, su padre falleció, y eso cambió radicalmente las cosas. «Nos quedamos solas mi madre y yo», sintetiza. «Estaban mis tíos, que nos arroparon en ese momento, y también hubo gente de aquí que nos echó un cable muy fuerte. Si se puede, quisiera agradecer públicamente a Miriam López. Ella nos ayudó mucho y hasta nos alquiló un piso súper baratito para que pudiéramos empezar».

Lo que estaba claro para Andrea era que más cosas debían cambiar. «No podía dejar que mi madre trabajara para mantenernos a las dos, ni que cubriera ella sola todos los gastos que genera una adolescente. Sentí que era el momento de empezar a buscarme la vida y así fue que empecé», indica. De trabajar los fines de semana pasó a hacerlo durante sus vacaciones. Y, una vez que terminó los estudios, se zambulló de lleno en el mundo de la hostelería.

«Me encanta -dice-. Recuerdo que en un momento pensé que no quería ser camarera toda la vida, pero sí dedicarme a este sector, así que me lancé a montar mi propio negocio. He viajado mucho, por suerte, y he aprendido cosas que intento aplicar día a día. Pero eso sí te digo: no hay nada como el País Vasco. Después de Nueva York, Bilbao es el mejor sitio del mundo. Y es aquí donde me voy a jubilar».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s